Aprendí a no ser tan intensa al correr

Cuando decidí abrir este blog y hablar acerca del running jamas lo hice pensando en creerme una guru en el tema. En abril cumplo dos años de haber comenzado a correr y honestamente mis tiempos me delatan, sigo siendo una novata en este deporte. Realmente escribo sobre esto para platicarte sobre las cosas que voy aprendiendo día a día, cómo impacta a otras áreas de mi vida y también para demostrarte que hasta la persona mas tronca, como yo, puede ser capaz de aventarse un maratón si se lo propone.

Hace dos años asistí a mi primera carrera. Una de mis mejores amigas ya tenía casi dos años invitándonos a correr y nunca la pelamos. Pero ese día dije “Bah, a ver que…”. Total, al día siguiente ya estaba con mi outfit bonito lista para correr.

Corrí 5k en 40 minutos, literal corría 100 metros rapidísimo y luego me paraba a caminar porque se me iba el aire. Después de la carrera nos reunimos con el equipo y me invitaron a una semana de prueba.

La primera semana de prueba incluía un entrenamiento en pista, y en este tipo de entrenamiento el Coach ve tu técnica y te corrige postura, pisada y respiración. Cuando termine mi primera prueba de correr, el Coach me hace la observación de que fui muy “intensa” al momento de correr y luego me dice “Así eres en todas las áreas de tu vida, ¿verdad?”.

Creo que nunca se lo he comentado a mi Coach, pero esa pregunta es una de las que más me ha marcado en mi vida y me motivó a no sólo querer aprender a controlar esa intensidad al momento de correr, sino también al momento de vivir mi vida.

Si le preguntas a cualquier persona cercana a mi cómo me describiría con una palabra te diría que soy “Intensa”. Y si, lo acepto soy bien intensa para todo lo que hago, desde mi forma de trabajar, la manera en la que me involucro en algún proyecto personal, para comer y hasta para tener citas. No creas, hay días que no me aguanto y creo que el meme que mejor me describe al final del día es este:

meme por que eres asi

Sin embargo he tenido que aprender a controlar esa intensidad, que no es un defecto en mí, sino algo que puede ser o muy bueno si la se manejar o muy malo si dejo que se me salga fuera de las manos.

Cuando uno va a correr es bueno que aprenda a hacerlo a un ritmo promedio. Con el paso del tiempo ese ritmo promedio va bajando porque ya tienes más fuerza, mejor rendimiento y vas conociendo mas tu cuerpo. El punto importante en esto es aprender a medir tus fuerzas, porque de lo contrario si le metes todo tu esfuerzo al inicio, puedes quedarte sin fuerzas para poder terminar la carrera. En una carrera uno debe aprender a administrarse y ten por seguro que fuerzas siempre faltan al final.

Y esto lo llevo a la practica todos los días en todo lo que hago. No he logrado controlar esa intensidad en mi en su totalidad, honestamente sigo aprendiendo, pero me es más sencillo porque ya estoy consciente de que es algo en lo que tengo que trabajar. Se que con el paso del tiempo lograre mejorarlo, así como poco a poco voy bajando mi ritmo promedio al correr.

“Disfruta tu carrera” es algo que siempre me dice mi Coach y eso aplica perfectamente en todo lo que hago.

¡Bonito Jueves!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s